Debido a la actual crisis provocada por la pandemia del coronavirus, muchos gobiernos han decidido aplazar la introducción de la obligatoriedad de la facturación electrónica en distintos ámbitos. Estas medidas pretenden extender el margen de introducción de la facturación electrónica y facilitar su adopción. 

En este artículo, repasamos los cambios legislativos más significativos derivados de la crisis: 

Europa

  • España 

La introducción del sistema de facturación Ticket BAI, del País Vasco, se ha aplazado al 1 de enero de 2022. La Diputación de Gipuzkoa, primera región donde se pretendía implementar, ha decidido suspender la puesta en marcha debido a la situación generada por la pandemia y dar más tiempo a las empresas para adoptar el sistema. 

Ticket BAI consiste en un nuevo sistema de gestión de facturas y tiques para empresas y autónomos de la región, que debía entrar en vigor en octubre de este año. 

  • Portugal 

La entrada en vigor de la facturación electrónica B2G obligatoria estaba prevista para abril de 2020. Sin embargo, debido a la situación actual y a la complejidad de la aplicación a nivel público, el gobierno portugués ha decidido extender el periodo de implementación. 

Así, las nuevas fechas para los contribuyentes de la Administración Pública son: 1 de enero de 2021 para grandes empresas, 1 de julio de 2021 para pequeñas y medianas empresas y 1 de enero de 2022 para microempresas. 

  • Polonia 

El Gobierno polaco ha vuelto a retrasar la entrada en vigor de la nueva versión del régimen de informes SAF-T (Standard Audit File Tax), el cual sustituye la declaración del IVA para los contribuyentes. 

Los informes SAF-T están implementados para todas las empresas desde principios de 2018. La nueva versión del SAF-T quiere incluir el registro del IVA y los detalles del crédito del IVA. 

Esta normativa ha sido retrasada distintas veces, la última está agendada para el 1 de julio de 2020 (inicialmente el 1 de enero de 2020 y suspendida una primera vez el 1 de abril de 2020). 

Las nuevas fechas de implementación de la nueva versión del SAF-T son: 

  • 1 de enero de 2021 para grandes empresas;
  • 1 de julio de 2021 para contribuyentes medianos y pequeños; y
  • 1 de enero de 2022 para microempresas

Además, también se ha demorado la implementación de las cajas registradoras de IVA en línea para el 1 de enero de 2021 (inicialmente para el 30 de junio de 2020). 

  • Italia 

La Autoridad Fiscal italiana, Agenzia della Entrate, ha decido aplazar de nuevo la versión 1.6 de las especificaciones técnicas de la FatturaPA al 1 de octubre de 2020, en que será aplicable de forma voluntaria. 

A partir del 1 de enero de 2021 su aplicación será obligatoria para los sujetos pasivos. De momento, las empresas e individuos pueden utilizar la versión 1.5  actual de la factura electrónica hasta el 31 de diciembre de 2020. 

  • Grecia 

La IAPR, la autoridad fiscal griega, ha decidido implementar el sistema de reporte fiscal MyData de forma gradual para dar más margen a las empresas para adaptar sus sistemas. 

Así, los plazos para la implementación son:

  • A partir del 20 de julio de 2020, los contribuyentes que opten por el método de informe a través de la facturación electrónica, podrán empezar a informar los datos requeridos
  • A partir del 1 de octubre de 2020, los contribuyentes que opten por el método de informe ERP, deberán obligatoriamente informar los datos requeridos. Además, a partir de esa fecha, los contribuyentes también deberán informar los datos de clasificación requeridos para las facturas de compra (entrantes) emitidas y de las transacciones minoristas. 
  • Para el 31 de diciembre de 2020, los contribuyentes deben informar los datos requeridos de las facturas de ventas (salientes) emitidas desde el 1 de enero de 2020 hasta el 1 de octubre de 2020.
  • Para el 28 de febrero de 2021, los contribuyentes deben informar los datos de clasificación requeridos de las facturas de compra (entrantes) emitidas desde el 1 de enero de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2020.

América del Sur 

  • Bolivia 

Debido a la actual situación económica del país, agravada por la crisis del coronavirus, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) ha decidido derogar la puesta en marcha del sistema de facturación electrónica, que debía implementarse a partir del 1 de junio de este año. 

De momento, la Autoridad Fiscal no ha establecido una nueva fecha para reactivar el proyecto. La derogación se aprobó el pasado 18 de mayo a través de la resolución 102000000011. 

Sin embargo, esta resolución sí establece que se continuará con la implementación de las modalidades de Facturación Electrónica en Línea, Computarizada en Línea y en el Portal Web en Línea y se regularán de forma separada del sistema de facturación online. 

El sistema de facturación electrónica incluía la autorización, envío, registro y transmisión de documentos fiscales como las facturas o notas de crédito. 

  • Uruguay 

La Autoridad Fiscal de Uruguay, DGI, ha prorrogado la implementación de la factura electrónica para los negocios que superen los 305.000 UI de ingresos (aprox. 6.000€) al 1 de diciembre de 2020

Inicialmente la fecha de implementación era el 1 de agosto de 2020. 

Asia 

  • Vietnam 

Debido a diferentes dificultades técnicas, como la notificación de transacciones transfronterizas, y la situación actual, Vietnam ha decidido posponer la implementación de la facturación electrónica

La fecha de aplicación pasará del 1 de noviembre de 2020 a 1 de julio de 2022

Echa un vistazo al “Panorama de la factura electrónica en Europa” para entender al detalle el estado legislativo de la factura electrónica de los países europeos: