La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) ya permite la emisión de documentos tributarios electrónicos a través del sistema Ekuatia’i

Paraguay sigue trabajando en la implantación de la factura electrónica. Para ello, su gobierno ha aprobado el inicio de un plan piloto para comprobar el funcionamiento del nuevo sistema de emisión de documentos tributarios electrónicos. El plan piloto se llama EKUATIA y la herramienta para llevarlo a cabo Ekuatia’i.

La SET ha creado la herramienta Ekuatia’i para que los contribuyentes del país se incorporen gradualmente al Sistema Integrado de Facturación Electrónica (SIFEN).

Estos son los documentos que se pueden emitir electrónicamente tras la Resolución General N° 73/2020:

  • Comprobantes de ventas electrónicos (CVE): factura electrónica (FE), autofactura electrónica (AFE), boleta de venta electrónica (BVE) y boleta resimple electrónica (BRE).
  • Documentos Complementarios Electrónicos (DCE): nota de crédito electrónica (NCE) y nota de débito electrónica (NDE).
  • Nota de remisión electrónica(NRE).

Requisitos para unirse al plan piloto EKUATIA

El uso de la factura electrónica en Paraguay es voluntario. Sin embargo, para este piloto será la SET quien seleccione a los contribuyentes que participarán en él.

Estos contribuyentes deberán cumplir una serie de requisitos:

  • Tener un certificado digital. Los certificados digitales solo pueden ser emitidos por una prestadora de servicios de certificación autorizada.
  • Solicitar la habilitación como facturador electrónico.

Beneficios de comunicarse electrónicamente con la SET

El uso de la factura electrónica aporta beneficios tanto para las empresas como para las administraciones públicas.

Los beneficios para las compañías son múltiples:

  • Comunicación 24/7 con la administración pública. Ekuatia’i está siempre disponible.
  • Ahorro: la SET almacenará digitalmente toda la información de los documentos tributarios electrónicos. Las empresas ya no tendrán que imprimir y almacenar estos documentos.
  • Eficiencia: los equipos administrativos dejarán de lidiar con documentos en papel y aumentarán su eficiencia y eficacia.

Por su lado, el gobierno tiene un mayor control sobre las transacciones y operaciones económicas del país. También tendrá mayor trazabilidad y trasparencia de las mismas. Así, podrá evitar la evasión y el fraude fiscal. Finalmente, la gestión tributaria entre la administración y los contribuyentes será más eficiente.

Paraguay se suma así al modelo de facturación electrónica de muchos países latinoamericanos. Un ejemplo de ello es República Dominicana. El país ya ha terminado su piloto y ahora cualquier empresa puede convertirse en contribuyente electrónico.

Podéis encontrar más información sobre este proyecto en la web de la SET y de EKUATIA.