El pasado 28 de febrero, la Autoridad Fiscal Italiana, Agenzia della Entrate (ADE), aprobó una nueva norma de especificaciones técnicas 1.6 de la FatturaPA, el modelo de facturación electrónica. 

Esta nueva medida se aplicará de forma voluntaria a partir del 1 de octubre de 2020 y pasará a ser obligatoria para todos los sujetos pasivos a partir del 1 de enero de 2021

En un principio, las nuevas especificaciones debían entrar en vigor el pasado abril, sin embargo, debido a la crisis del coronavirus, la ADE decidió posponer la medida

Versión 1.6 de la FatturaPA

Estas nuevas especificaciones incluyen nuevos códigos de facturación, como el tipo de documento o la naturaleza de la transacción, esenciales para la configuración de los ficheros XML necesarios. 

Así, la Autoridad Fiscal ha introducido siete nuevos códigos para indicar e identificar rápidamente tanto el tipo de documento como la naturaleza de la transacción. De este modo, la ADE pretende agilizar y hacer más preciso el proceso de facturación electrónica

Sin embargo, los sujetos pasivos podrán seguir utilizando el modelo 1.5 hasta el 31 de diciembre de 2020. A partir de ese momento, el Sistema di Intercambio, SDI, solo aceptará facturas que sigan el nuevo modelo. 

Sistema de facturación electrónica italiano

Italia ha sido pionera en Europa en la introducción de la facturación electrónica. En 2014, introdujo por primera vez un sistema de facturación electrónica para la Administración Pública, B2G. Desde entonces, el SDI  se ha convertido en una plataforma robusta y obligatoria para el intercambio de facturas. 

En 2019, este sistema también se expandió para empresas y particulares, B2B y B2C, convirtiéndose en el primer país europeo en implementar la obligatoriedad de la factura electrónica en todos los ámbitos. 

 

Echa un vistazo a la Guía de facturación electrónica de Italia que encontrarás en el “Panorama de la factura electrónica en Europa”, para saber todas las actualizaciones legislativas del país: