Recientemente, el gobierno egipcio anunció la introducción de la facturación electrónica B2G en el país. Finalmente, la Autoridad Tributaria ha puesto fecha de inicio para la obligatoriedad, 15 de noviembre de 2020, para un grupo determinado de 134 empresas. 

La decisión, tomada por el ministro de Finanzas, Dr. Mohamed Moait, tiene como objetivo acelerar la transformación digital en el país, enmarcada en una estrategia a largo plazo denominada Egypt Vision 2030. Además, también pretende mejorar los servicios prestados a los financieros y la comunidad tributaria y contribuir a la reducción de la evasión fiscal en el país.

¿A qué empresas afecta?

La obligatoriedad en el uso de la facturación electrónica B2G solo se impone a ciertas empresas en esta primera fase, la mayoría grandes compañías que operan en Egipto. Entre las 134 se encuentran empresas de la talla de Adidas, Huawei, Samsung, Procter and Gamble, Nestle, Philips o LG, entre otras.

Todas ellas deberán adaptar sus sistemas para empezar a emitir facturas electrónicas a la Autoridad Fiscal a partir del 15 de noviembre de 2020. 

Requisitos para la facturación electrónica 

La factura electrónica seguirá el modelo clearance, utilizado por ejemplo en Italia. Este modelo requiere la previa autorización de la Autoridad Fiscal egipcia para emitir facturas a los clientes. De este modo, las autoridades obtendrán información sobre la facturación de los contribuyentes en tiempo real. 

El formato requerido para las facturas es JSON o XML. Además, deberán incluir una firma digital utilizando el sistema de seguridad físico HSM (Hardware Security Model, por sus siglas en inglés). Este dispositivo físico garantiza que los datos criptográficos cruciales (por ejemplo, claves) no se almacenen en línea en la nube, sino en el propio HSM para aumentar la seguridad. 

Estructura de la factura electrónica 

La factura electrónica incluye la mayoría de los datos estándar, como la información del vendedor y el comprador, las cantidades, etc. Sin embargo, también deberá especificar la información sobre los productos o artículos suministrados, que deberá estar en línea con la Clasificación Global de Productos (GPC, por sus siglas en inglés) que define la organización Global Standards 1 (GS1). 

Los contribuyentes deberán mapear sus códigos internos de productos utilizados en su ERP con el GPC y deberán informar a las autoridades fiscales antes de 15 días para utilizar el nuevo código.

Puedes consultar todos los requisitos técnicos necesarios para estructurar el contenido de las facturas electrónicas aquí

Próximos pasos

El sistema de facturación electrónica B2G es uno de los proyectos de transformación digital más importantes del país. Tras la implementación, Egipto se equiparará a la mayoría de países desarrollados en términos de gestión de impuestos internos y facturación electrónica.

Esta primera implementación servirá como prueba piloto para la futura extensión al resto de contribuyentes.