La base de los valores corporativos de Voxel es el capitalismo consciente, que se define como “una filosofía de empresa. Un modo de pensar el capitalismo que mejor refleja dónde nos encontramos en el viaje del ser humano y el potencial innato que tienen las empresas para crear un impacto positivo en nuestra sociedad”.

Fruto de vivir y aplicar esta filosofía desde hace años dentro de la empresa, la periodista Marta Sardà de L’Econòmic (El Punt Avui) quiso recoger el caso de Voxel dentro de su artículo dedicado a las nuevas formas de liderar.

En un artículo en el que se repasan todas las iniciativas que tienen como objetivo aportar consciencia al sistema capitalista, Sardà ha sido capaz de llegar a la esencia de estas corrientes y explicar en qué estado están. Lee parte del artículo a continuación o haz clic aquí para leer la pieza original (en catalán).

La creación de valores entra en las empresas

“El capitalismo consciente de John Mackey y Raj Sisodia, el certificado B Corporation, el sistema de creación de valor compartido de Michael Porter y Mark Kramer y el concepto de micro finanzas impulsado por Muhammad Yunus son algunas de las corrientes que desde hace años presentan modelos de negocio alternativos al capitalismo tal como ha funcionado hasta ahora. La crisis económica y financiera del 2008 evidenció las fragilidades de un sistema basado única y exclusivamente en la obtención de beneficios para la empresa y sus accionistas, obviando los daños medioambientales o las desigualdades sociales. La sacudida ha hecho que cada vez más empresarios y emprendedores, empleados y consumidores se pregunten por la viabilidad de este sistema, hasta el punto que algunos expertos ya apuntan la agonía del modelo”

(…)

“Xavier Ginesta, presidente y fundador de Voxel Group, una empresa barcelonesa que desarrolla soluciones tecnológicas para la industria turística y el canal HORECA, es uno de los socios y miembro de la directiva del capítulo de Barcelona del Capitalismo Consciente, una asociación presente en 15 países de todos los continentes. «Aún son movimientos muy incipientes. No hay ningún patrón a seguir y lo que hacemos es experimentar, provocar que pasen cosas diferentes para cambiar la manera de producir», explica.

Ginesta ha introducido a Voxel Group de lleno en el nuevo capitalismo. El liderazgo de la empresa es transversal y todos los trabajadores coparticipan en elaborar la estrategia de la compañía. «El camino del éxito, no lo medimos por los resultados. Generamos valor y bien común para la sociedad. El dinero no es nuestro principal objetivo». Crear una cultura consciente en una organización, afirma Ginesta, «implica considerar cómo y para qué quieres hacer negocio, en vez de pensar solo en el qué. Una empresa consciente se funda desde el por qué».

Ginesta está plenamente convencido que el éxito de Voxel Group proviene de cómo se hacen las cosas: «Nos gusta el modelo de empresa en el que la gente es feliz y lo que queremos es dedicar todas nuestras ganancias a hacer el tejido humano feliz. Crearemos tantas empresas conscientes como podamos, simplemente porque esto nos hace felices». La empresa participa en un estudio que elabora Eada Business School, que quiere demostrar con datos objetivos el impacto del capitalismo consciente en los resultados empresariales. Pronto sabremos los resultados.

Voxel Group, fundada en 1998, con una plantilla de 180 trabajadores y una facturación que en 2017 superó los 10 millones de euros, aplica a la organización interna los principios del agilismo y la sociocracia, unas metodologías que le han permitido formar nuevos equipos multidisciplinarios más ágiles, flexibles y productivos, con una visión completa del proyecto empresarial. Los valores corporativos – People Freaks, Change Lovers, Challenge Maniacs y Funtastic Team Players – no solo están visibles en el espacio físico de la compañía, sino que todos los empleados contribuyen al hecho que siempre estén presentes. La sostenibilidad entendida en su sentido más amplio está en el core business de la compañía.”