La actual situación de crisis global está contribuyendo a una redefinición de las estrategias de las empresas y sus objetivos hacia la sociedad. En un momento en que la colaboración se ha vuelto un elemento imprescindible, las empresas están apostando por estrategias de valor compartido y redefiniendo los objetivos para llevarlos al centro de la sociedad. 

El valor compartido es una estrategia de gestión de empresa que sitúa a la sociedad como un elemento más del negocio y pone en valor el impacto social que genera su actividad. El valor compartido se entiende como “aquel proyecto que permite tener un impacto económico y social a la vez”, afirmaba Joan Martí, Director de la unidad de “Clústers d’Acció” durante el seminario Estratègies de valor compartit en TIC Turisme” que se realizó el pasado 15 de mayo. 

De este modo, el valor compartido añade una dimensión social a la estrategia de una empresa y convierte el objetivo final en un propósito superior con vertiente social. “Igual que las personas, las empresas también tiene un propósito y una razón de ser. Y éste, no puede ser el de afán de lucro”, explicaba Xavier Ginesta, Presidente de Voxel Group y Managing Director de la Fundación Capitalismo Consciente a Barcelona durante la charla, donde se puso de manifiesto la importancia de este concepto en el sector. 

Voxel Group y el valor compartido

Como más aumenta esta consciencia, más perdura en el tiempo una empresa”, afirmaba Ginesta. En esta línea, Voxel Group realizó un proceso de transformación en el que situó a las personas en el centro de su actividad, y de donde nació su propósito final como empresa: crear tejido empresarial feliz. Así, más allá de su propia actividad, Voxel busca crear un impacto social positivo en su entorno empresarial, no sólo dirigido a sus trabajadores, sino también a sus clientes, partners, proveedores y el medio ambiente. 

Ligado a este propósito superior, la empresa también ha definido una cultura corporativa, un estilo de liderazgo y unos valores sociales, compartidos con todos sus trabajadores: “Si tienes una cultura empresarial fuerte, el nivel de compromiso es muy alto”, añadió Ginesta. 

En el contexto actual, esta cultura está ayudando a mantener la confianza y la seguridad de los trabajadores. Ahora, la empresa está apostando por la innovación y la diversificación para seguir adelante. En palabras de Ginesta: “Ver cómo estamos innovando para salir reforzados es emocionante. Vamos a ser más fuertes que hace un año”. 

Capitalismo Consciente, capítulo de Barcelona 

Por otro lado, Xavier Ginesta también forma parte de la Fundación Capitalismo Consciente. Este capítulo de Barcelona forma parte de un movimiento que proviene de Estados Unidos y busca promover una nueva manera de entender los negocios basada en una cultura y un liderazgo conscientes. “Entendemos que todas las empresas comparten un propósito del bien común hacia la sociedad”. 

Actualmente, empresas como Holaluz, InboundCycle o Voxel Group están asociadas a la Fundación de Barcelona. También, cuentan con la colaboración de empresas como Aigües Danone, Grupo Tragaluz, Sandwichez o HappyForce, entre otras. 

Empresa y sociedad

En un contexto como el actual, la sociedad es una variable que está afectando a los negocios y a sus estrategias. Así, será imprescindible que las empresas se reorienten para ajustarse a las necesidades de su entorno empresarial. 

Según el Director de Clústers d’Acció, la consciencia colectiva y el valor compartido deberán ser el camino a seguir y formar parte de la estrategia de futuro del sector de TIC Turismo.